Recién Nacidos

El primer día con tu bebé

Cuidado

 

Seguramente estás impaciente por conocer a tu bebé y saber qué hará él cuando te vea. A continuación encontrarás algunas ideas de cómo puede ser este encuentro, y para que sepas qué esperar:

  • Generalmente un recién nacido es muy pequeño y con sus rasgos poco definidos, debido a lo que significa un parto. Por ejemplo, su cabeza puede estar ligeramente puntiaguda y ser más grande que el resto de su cuerpo.
  • También puede que el pequeño tenga un aspecto encogido, debido a estar 9 meses en esa posición dentro de la matriz. A medida que crezca, sus extremidades se verán normales y sus uñas, se endurecerán.
  • Con respecto a la piel, es muy probable que tenga un color morado. También es posible que esté recubierto de una sustancia sebácea blanca (vernix caseosa o unto sebáceo) que protege la piel del bebé del contacto con el líquido amniótico cuando está dentro de la matriz. Esto sale con el primer baño. También puede ser que su piel esté arrugada o que tenga una especie de vello suave, llamada lanugo (pelitos muy finos que crecen dentro de la matriz) y que desaparece en 1 ó 2 semanas.
  • También ocurre a veces que los recién nacidos tienen erupciones, manchas rojas o blancas durante los primeros días de vida. El doctor lo examinará para asegurarse de que cualquier erupción o mancha sea normal.
  • Ya cuando pasen unas semanas, el bebé se verá muy distinto. Sus brazos y piernas se extenderán y cambiará el tono de su piel.
  • Respecto a su comportamiento, lo más probable es que lo observe todo. Poco después de nacer, abrirá sus ojos y comenzará a estudiar los rostros de sus papás. Incluso puede moverse cuando reconozca ciertas voces.
  • Recuerda que ya puede utilizar todos sus sentidos, lo que fortalecerá el vínculo contigo. Llorará, dormirá y te mirará fijamente. Al principio su vista es borrosa, pero es capaz de identificar las caras. También se agarrará de tu dedo y buscará tu pecho.
  • A este estado de alerta, lo seguirá un sueño de unas 24 horas. Debes despertarlo para darle de comer cada 2 ó 3 horas, así se acostumbrará a alimentarse de ti. Además, fomentarás la subida de la leche.
  • En cuanto a tus sentimientos, estarás sobrecogida con la llegada de tu bebé. Implica un cambio de vida tan grande que puedes experimentar diversos sentimientos, como temor y felicidad. Ten presente que los cambios de humor pueden ser repentinos e imprevisibles. Además, te sentirás agotada física y emocionalmente.
  • Cada caso es diferente. Puedes olvidarlo todo al ver a tu bebé, como puedes sentir ansiedad, tristeza o hasta depresión post parto. Es fundamental que comuniques tus emociones a un profesional para que pueda ayudarte.
  • Cuando lleguen los amigos y la familia a verte, es bueno que mantengas este primer día lo más sencillo posible. Amigos o parientes pueden comunicarse con los demás, para que tú puedas descansar con tu bebé. También debes preocuparte de que el ambiente sea agradable, por lo que es bueno restringir las visitas a los más cercanos, sobre todo la familia, para que establezcan vínculos con el bebé. No olvides que si mucha gente entra a la habitación, pueden trasmitir alguna infección o enfermedad, por lo que debes asegurarte de que no estén enfermos y de que se laven las manos antes de tocar al bebé.
  • Cualquier duda por favor consulta con tu médico.